ULTIMAS NOTICIAS

martes, 6 de julio de 2010

Reflexiones sobre el Día del Maestro

(Correo).- Hoy se festeja en todo nuestro país el "Día del Maestro", esta celebración ingresó al calendario cívico peruano en 1953, durante el gobierno del general Odría. Esta fecha fue elegida porque el 6 de julio de 1882 don José de San Martín creó la primera Escuela Normal de Varones con el fin de mejorar la calidad de la instrucción pública y en memoria a esa fecha que marcó el inicio de una etapa diferente en la educación escolar peruana.
También con esta celebración se buscó destacar a los grandes maestros peruanos que legaron sus obras e ideales como José Carlos Mariátegui, José María Arguedas, José Antonio Encinas, César Vallejo, Carlos Cueto Fernandini, Sebastián Salazar Bondy, Emilia Barcía Bonifatti, entre otros.
Sin embargo, a pesar de las celebraciones que los alumnos preparan con entusiasmo para sus docentes, la realidad de la educación en nuestro país es lamentable y basta dar una vueltita a los colegios de la ciudad para darse cuenta de que las estrategias educativas del Estado no son las mejores y en ocasiones parece que estas no existen, más bien los profesores sienten que su carrera ha sido subvalorada con los años.
"No hay remuneraciones justas, no hay estímulos y lo peor es que no hay capacitación", dijo el director de la Gran Unidad Inca Garcilaso, profesor Daniel Quispe Callo, quien al igual que muchos maestros debe dedicarse a otro oficio para llevar la canasta familiar. "El gobierno quiere evaluar el desempeño de los maestros, me parece correcto porque así se determinaría que el gobierno es el responsable de la baja calidad de enseñanza en el país porque no tenemos herramientas, si los colegios de la ciudad están abandonados, hay que imaginar cómo están en la zona rural", agregó.
Existen miles de docentes gracias a una reforma un tanto irresponsable del primer periodo de gobierno de Alan García, cuando bastaba sólo ser egresado de quinto de secundaria para ejercer la docencia, en estos años, miles y miles de maestros fueron nombrados y no existió la capacitación, el seguimiento, menos la implementación de tecnologías, por tanto no hubo un desarrollo de la educación en el Perú.
Los alumnos no son ajenos a esta situación, los más grandes son conscientes de los problemas de la educación peruana, mientras que los más pequeños ven a sus maestros como sus segundos padres, y sólo tienen palabras de cariño hacia ellos.
Paradojas de la vida, el gobierno que instituyó esta celebración es el mismo ente que ha dejado en el olvido lo más importante para el ser humano, "la educación".
De todos modos es menester decir: ¡Feliz Día del Maestro!, pues quién no ha sentido un cariño paternal en las aulas escolares.


Fuente de información: Correo